cabeceraweb

CC Granadilla considera que el primer año de gobierno de González Cejas supone un año más de falsas promesas y estancamiento para el municipio

El principal partido de la oposición en el municipio de Granadilla de Abona, Coalición Canaria, realiza la valoración del primer año de gobierno del Partido Socialista que gobierna en minoría en el municipio sureño. En la actualidad, Granadilla de Abona se encuentra en un etapa de estancamiento y paralización como jamás había vivido en su historia reciente. Fruto del desgaste de más de 20 años de gobierno socialista, la inestabilidad política que provoca un gobierno en minoría y el procedimiento judicial abierto a las puertas de juicio oral a varios de sus concejales y al propio alcalde, hacen que la valoración de su gestión sea francamente negativa.

El gobierno de Jaime González Cejas se ha caracterizado por hablar mucho y hacer poco, por prometer e ilusionar a aquellas personas que se encuentran en situación de desempleo y, finalmente, llevarlos a la decepción más absoluta por no ver cumplidas sus expectativas laborales. En el olvido quedaron los titulares de la creación de miles de puestos de trabajo para los meses en los que nos encontramos. Todo ello, convierte a las promesas socialistas de creación de miles de puestos de trabajo, en palabras vacías y faltas de contenido, y lo que es peor, se está jugando con la ilusión de muchas familias.

Para el portavoz nacionalista, José Domingo Regalado, “el abandono de los socialistas hacia nuestros barrios es palpable y evidente. Día sí y día también, el alumbrado público sufre cortes, algunos de ellos con varias jornadas de duración. El agua potable no llega con normalidad a todas las viviendas del municipio, lo que imposibilita realizar las tareas cotidianas. La limpieza de nuestra costa, especialmente El Médano que recibe miles de visitantes en periodo estival, es escasa y necesita urgentemente un plan de choque para combatir plagas y malos olores en algunas zonas. Los Abrigos continúa con las obras paralizadas de su avenida, mientras los comerciantes sufren grandes pérdidas económicas por un proyecto que no les convence y que no ha dado respuesta a sus demandas”.

Para los nacionalistas, merece una mención especial el casco de Granadilla de Abona, que debe agradecerle a Jaime González Cejas y a sus diferentes equipos, que lo haya conducido a la situación de agonía en la que se encuentra. Mientras otros cascos históricos han progresado, tanto en su vida administrativa, como cultural y empresarial, la Villa Histórica ha retrocedido. La capital del Sur quedó en un recuerdo. Granadilla de Abona ha perdido el sector comercial, no hay incentivos, ni turismo. Por no tener, no tenemos ni una Sala Velatorio digna donde velar a nuestros fallecidos. Es evidente, que la situación en la que se encuentra nuestra Villa no es fruto de la casualidad, sino el pago a un pueblo que no apoya la gestión del señor alcalde.

Por último, el alcalde Jaime González Cejas sigue sin asumir sus errores, ya que sigue buscando culpables del pago de 8 millones de euros a Unelco por parte del Ayuntamiento, cuando fue durante su gobierno, en el año 2012, cuando la documentación requerida por el Tribunal de Justicia no fue enviada en tiempo y forma, situación que provocó el pago de la sentencia millonaria.