cabeceraweb

Varias familias de la Cruz de Tea continúan con los problemas de abastecimiento de agua potable al no contar con la presión suficiente

El principal partido de la oposición en el consistorio sureño, Coalición Canaria, denuncia la situación de abandono que vienen sufriendo varias familias de la Cruz de Tea, por parte del gobierno socialista encabezado por Jaime González Cejas, ya que no pueden disponer del agua potable con normalidad, al no existir la presión suficiente.

El núcleo poblacional más elevado de Granadilla de Abona, la Cruz de Tea, presenta una serie de deficiencias que necesitan ser subsanadas. Una de las principales necesidades de los habitantes de la parte alta del núcleo es la mejora de la nula presión del agua potable que no permite realizar las tareas cotidianas en los domicilios. Esta situación, lejos de ser puntual, se viene produciendo desde el año pasado de forma continuada por lo que es necesario adecuar la red de abastecimiento a la nueva realidad de la Cruz de Tea.

El portavoz de Coalición Canaria en Granadilla de Abona, José Domingo Regalado, manifiesta que han sido numerosas las quejas y peticiones para buscar una solución a esta situación que pasa por adaptar la red obsoleta de abastecimiento de agua potable al nuevo número de habitantes del barrio, realizando mejoras en la red para que pueda llegar el agua en las mejores condiciones. Para Regalado, el Ayuntamiento debe prestar todos sus servicios y especialmente el del agua, en las mejores condiciones, independientemente del número de habitantes que se tenga, ya que todos son vecinos y vecinas de Granadilla de Abona y merecen contar con los mismos servicios básicos.

Los vecinos se quejan de que no pueden realizar sus labores cotidianas, ya que el agua no llega con suficiente presión. Algo tan necesario y habitual, como asearse o poner una lavadora, se convierte en todo una odisea debido a la escasa presión.

Mociones aprobadas sin ejecutarse desde hace casi un año

Coalición Canaria de Granadilla de Abona, no comparte la actitud del gobierno socialista que a pesar de aprobarse una moción presentada por los nacionalistas en octubre del año pasado para acometer las obras necesarias para mejorar la presión del agua, no se ha solucionado el problema. Además, desde el Ayuntamiento se les ha transmitido a los nacionalistas  que el presupuesto está en torno a los 4.000 euros, por lo que se puede llevar a cabo perfectamente si hay voluntad política.